jueves, 30 de septiembre de 2010

Soneto a una Flor y a un Bolero

Escalinata, Secretaría de Turismo.
Hechizo de una rosa y un bolero
subyuga y agita mis pensamientos…
Fragancia y tonada son elementos,
que me recuerdan su primer "te quiero".

La roja flor y aquel canto habanero,
al conjugarse con sus sentimientos,
produjeron magia y sin aspavientos,
me declaró su lindo amor sincero.

¿Olvidaré esos momentos? No creo.
Nada borraría la sutil huella
que dejó en mi corazón su deseo.

Por eso al oír esa canción bella,
suspiro y con fruición la tarareo…
¡Y evoco la fragante rosa aquella!

ISABEL
30/09/10

martes, 28 de septiembre de 2010

¿Qué es Amor?


 Me preguntas, ¿qué es amor?

Ay, vida mía. A tu interrogante resulta difícil responder de manera satisfactoria. Miles de poetas, escritores, científicos, filósofos y compositores de canciones, han tratado de definirlo y no lo han logrado plenamente. ¿Cómo pretendes que yo lo explique si soy una simple mujer sin luz? Sin embargo, sí puedo decirte, que el amor es algo así como la afinidad de vibraciones.

Cuando dos seres vibran en la misma frecuencia, se aman. Al contrario de lo que pasa con la electricidad, donde dos polos iguales se repelen y dos diferentes se atraen. Pero el amor no es únicamente vibración idéntica, también es deseo de dar y servir sin interés de recibir algo a cambio; sólo agradar al ser amado. El amor lleva implícita su recompensa.

Si me lo permites, te voy a decir el que considero que es el amor más difícil: El amor a Dios. Seguramente Él nos ama sin límites, pero nosotros para amarlo queremos pruebas de que existe. Y lo buscamos en los templos, en las montañas, en el mar; arriba, entre las estrellas... en cualquier parte menos en nuestro corazón que es donde hizo su Santuario.

El amor entre tú y yo, debemos tomarlo como una manifestación de Su Voluntad. Y es así, ya que igual nos ha enseñado a amar los amaneceres y atardeceres luminosos, el esplendoroso medio día, las noches… las piedras preciosas y las simples, las que forman los cimientos de nuestras chozas; las plantas gigantescas y las pequeñitas; los animales domésticos, los salvajes… la calma y la tempestad.

Dios nos ha enseñado a amarnos aún separados por miles de kilómetros. Para nuestro amor no existen ni el tiempo ni la distancia. Somos dos seres que se aman en la excelsa quietud de la Eternidad.

Tuya, Isabel.
28/09/10

sábado, 25 de septiembre de 2010

Sólo un Beso.

Patio de la Facultad de Leyes.
Como estrella fugaz
en una noche oscura,
fue nuestro amor voraz
bellísima locura.

Y esa idea egoísta
de ir a hurtarnos el cielo,
de rozar su conquista
como fino pañuelo…

Fue un destello de luz
pero, súbitamente,
sólo un beso, nada más.
¡Juzgamos suficiente!

ISABEL
25/09/10

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Poema Discontinuo

Un poema de amor fue interrumpido,
hay versos que no se ajustan al tema.
No sé la razón, pero algo ha surgido,
que truncó la rima. ¡Vaya dilema!

Puede ser que con afán comedido,
lo lastimaron con algún emblema,
o tal vez resaltaron lo vertido,
con la introducción de un raro fonema.

El asunto es, que la historia contada,
no acepta que se esmeren en salvarla,
ya que su musa la dejó marcada.

Sería inútil salir a buscarla;
la ilusión también se fue... contrariada,
al ver que no supieron valorarla.

ISABEL.
22/09/10

lunes, 20 de septiembre de 2010

Ir y Venir de la Vida

¡Ah, la vida mía!
Es rodaja
de la algarabía...
Lateral Facultad de leyes y Torre de San Diego.
Sube y baja.

Esconde sus penas
con sonrisas
profanas, serenas,
o insumisas.

Con su savia activa
y envolvente,
refrena y motiva
hábilmente.

Luce enamorada,
y graciosa…
Loca, amañada,
o juiciosa.

Ríes conmovida,
o hilarante...
Así eres tú, vida:
¡Contrastante!

ISABEL.
20/09/10

viernes, 17 de septiembre de 2010

No me Arrepiento.

Acueducto y el  Bosque Cuauhtémoc.
Divina ilusión, pronto te marchaste.
Mis lágrimas rodaron hasta el suelo,
porque como ave... ligera volaste
y a mi vista te ocultaste en el cielo.

Te quise decir que no me fallaste.
Que en tu amorosa oleada y revuelo
a Cupido le dije: Me flechaste",
y a mi pescador: "Ya piqué tu anzuelo".

Me enamoré como una adolescente;
me sentí princesa de hermoso cuento
al lado de mi príncipe valiente.

Parece sueño y fue verdad. No miento.
Viví un idilio bello y complaciente,
e hice locuras... ¡Mas no me arrepiento!

ISABEL.
17/09/10

jueves, 16 de septiembre de 2010

Temor, ¿Quién te Llamó?

Comisión Forestal.
El entusiasmo en el amor
no se sabe disimular,
y nadie sabría ocultar
las penas que atrae el temor.

Temor maldito que has venido
a lesionar mis sentimientos,
y fulminas sin miramientos
la ilusión que en mí, hizo nido.

Nido donde incubaba un sueño,
bello, claro como ninguno,
pero hoy lo conviertes en humo
y turbas de tajo mi empeño.

Empeño, acabas cautivo
y débil por los desacuerdos,
pero en mi libro de recuerdos,
… serás un capítulo vivo.

ISABEL
16/09/10

viernes, 10 de septiembre de 2010

Aquella Noche...

Aquella vez, vida mía,
vivimos un pasaje
que con celo cincelé
en mi memoria.

¿Te acuerdas…?
Paseo del Bosque Cuauthémoc.
Ocurrió en una noche calurosa.

Envolvía al ambiente
el aroma de los naranjos en flor.
Tú, en reposo,
con la quietud del que duerme;
yo… yo, en vela,
con el peso de mi cruz de amor,
de sufrimientos… y ensueños,
muy cerca de ti, en el lecho.

De pronto…
tu paz, mi amor y la noche
excitaron mis deseos,
y mi boca recorrió palmo a palmo
la piel de tu cuerpo.
¿Y tú?
¡Tú despertaste!

La noche aquella se iluminó…
con el fulgor de nuestros besos.

ISABEL
10/09/10.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Quinceañera

Jardines de la Comisión Forestal.
Tus ojos son colibríes,
todo miran asombrados;
y tus labios, alhelíes
que ríen desenfadados.

Yo… yo descubro la gloria
admirando tu carita,
tu andar grácil y tu euforia,
porte de juncal damita.

Ay, mi princesa querida,
tener tus años quisiera;
eres la flor consentida
de este sol de primavera.

Sonríe al mundo, preciosa,
dibuja ilusiones bellas,
que con ese andar de diosa...
¡Fácil llegarás a ellas!

ISABEL.
03/09/10.