viernes, 28 de enero de 2011

Morelia Amada

¡Ah, Morelia! Alma michoacana,
aumenta mi alegría mirarte.
Amable morena arrebolada,
El Acueducto frente al Bosque Cuauhtémoc.
 maestra ancestral, maravillosa.

Alborozada miras al mundo.
Así muestras atrios, monumentos,
añejas mansiones, acueducto.
Murales, arte, modernidad.

Atrapas mi actual momento amado.
Maternal acunas mis anhelos.
Musa amiga, míl alegorías
mueven a mirarte apasionada.

Morelia, a mis años maduros
aquietas musitando añoranzas.
Minimizas, acortas mis ansias,
mimosa alientas mis anhelos.

ISABEL
28/01/11

miércoles, 26 de enero de 2011

¡Tu Beso!

Supe que tu amor era mío,
cuando frente a mí besaste
una fresca y blanca rosa…
de mi ser, alegoría.

Museo Casa de las Artesanías.
Al ver el fervor con que lo hacías
suspiré extasiada, cerré los ojos,
y me creí esa flor
que tu boca rozara.

Imaginé, que juntos nuestros labios
golosamente gustaban
del suave néctar que enamora.
Pude sentir el calor de tu abrazo...
a mi emocionado corazón
apurar sus latidos
mientras mis ansias... crecían.

¿Qué insensato temor
ahogaría el fuego que me abrasaba
en aquellos momentos?
La verdad, no lo sé.

Pero desde entonces
yacen en el sonrojo mis caricias,
al evocar el instante de tu beso
sobre el cáliz de aquella rosa
que tendré presente
,,, ¡el resto de mi vida!

ISABEL
26/01/11.

sábado, 22 de enero de 2011

Estás en mi Vida

El Kiosco de la Plaza de Armas,
Tú eres mi amor de ahora y de mañana,
el ser que conoce mis sentimientos.
Quien se adueñara de mis pensamientos
y de mi corazón... de forma arcana.

A través de las grietas de mi cielo,
la luz de tu fervor se filtra a diario
para abrazar a mi alma sin horario,
demanda del calor de nuestro celo.

Tu sueño a mi anhelo se encuentra unido.
Fue Dios quien permitió identificarnos,
y es nuestra ilusión vivir para amarnos,
besar la dicha del don recibido.

La distancia entre los dos, no es disculpa
para darnos con toda la ternura,
caricias que halagan por su dulzura,
como frutos de deliciosa pulpa.

Nos queremos sí, bendita atadura.
...Demencia que disfrutamos sin culpa.

Isabel.
22/01/2011

miércoles, 19 de enero de 2011

Enamorada

Vi en tu mirar, mujer enamorada,
alborada donde nace el suspiro
Forma parte del paisaje del Bosque.
y ocaso otoñal de quietud dorada.

Bordas tu ilusión en azul zafiro,
al contraste de los nomeolvides
que florecen en tu bello retiro.

 Allí en tu íntimo refugio decides
reír feliz, al regresar tu amado,
y desde hoy a tu aflicción la despides.

"Ya pronto amor, regresas a mi lado".
repites incesante, con firmeza,
y tarareas un canto callado.

"Viene a quedarse", meditas y rezas.
"No permitas Dios que otra vez me deje,
que intensa agonía, es la tristeza".

Sonríes al mañana que se teje
y observas extasiada al horizonte,
antes de que el cansado sol… ¡se aleje!

ISABEL
19/01/11

jueves, 13 de enero de 2011

La Noche Aquella...

De noche, las torres de Catedral.

Fue noche de profunda huella, ella
donde nos dimos con ternura, pura,
y con fiereza que en querella, sella
a la pasión con atadura, dura.

Ah, esa noche fui la estrella, bella,
chispa, fuego, la conjura, impura.
Fui también como una centella, della,
 ráfaga de luz, sombra oscura, cura.

Y gusté con fruición tu boca, loca.
Me diste a libar de tus labios, sabios.
el néctar que me provoca, invoca.

Hoy que común son intercambios, cambios,
su recuerdo no se retroca, troca,
porque es de amor y sin resabios, agrios.

ISABEL
13/01/11

sábado, 8 de enero de 2011

¡Ah, Enero...!

Me impresiona el mes de enero
Calle Ortega y Montañez hacia Capuchinas.
por su parsimonia y calma.
Por su frío tan severo
que nos congela hasta el alma.

Juegan sus aires de brisa
a despeinar mi cabello.
Cantan, ululan... y es risa.
Cosquillean en mi cuello.

¡Ay, qué placer, qué delicia!
Sonrío con la mirada...
Como si fuesen caricias
mi piel se siente animada.

Enero cuánto te quiero,
créeme, que no te engaño.
Como un don de mi lucero,
sé talismán… de buen año.

Isabel.
08/01/11

domingo, 2 de enero de 2011

Sollozos


Los sollozos no cesaron
a pesar de la sorpresa.
Supo que su amor volvía,

que regresaba su ilusión
con más belleza.

Aunque su melancolía acababa,
el corazón de emoción le dolía.
Así que al verse frente a su amado,
Esa mujer lloró
de alegría.

ISABEL
02/01/2011