sábado, 28 de febrero de 2009

Desatino

Caramba, qué desatino
resulta amarte en secreto;
te juro que no adivino
tu interés en ser discreto.

¿Para qué tanto misterio
si los dos somos adultos,
y con extenso criterio
para asumir los asuntos?

Quiero conocer las causas
para fingir ser amigos,
comunicarnos con pausas
y besarnos sin testigos.

Si es timidez la razón
o por los malos consejos,
escucha tu corazón
y deja atrás los complejos.

Amémonos sin resabios
y quiéreme como quiero;
que si ya lo sabe Dios...
¡Qué lo sepa el mundo entero!

ISABEL28/02/09.