domingo, 30 de noviembre de 2014

Una Vez Más...

Sí, una vez más, vuelvo al delirio de quererme enamorar y rompo la promesa de olvidarme de tan complejo asunto. Dejo de lado ansiedades, confusión, sollozos… Y el sentir del corazón que clama por no más desilusiones. Pero sé que va a terminar por aceptar mi obstinado deseo y rubricará animoso, los ecos de este breve poema:

El generoso naranjo del bulevar.

En ese amor que ni disfruto fruto,
será donde registre el resto de esto:
Mi coraje diminuto al minuto,
y su adiós de tan indigesto gesto.

A otro ofreceré, los diversos versos
al vibrato de mi profusa musa...
Y mi nidal de embelesos y besos
con la pasión inconclusa, conclusa.

Amaré hasta el infinito finito,
locamente, malquerida o querida.
Así que, corazoncito zoncito,
late en la miel, de mi atrevida vida.

ISABEL
30/11/14

viernes, 21 de noviembre de 2014

Noviembre, eres Mío.

Desde el mirador de Altozano, Morelia.
Noviembre, me fascina tu presencia
y el ambiente de tus días austeros.
En ellos marca el otoño su esencia
y de hojarasca alfombra tus senderos.

Senderos calados de esplín, de ausencia,
de recuerdos que retoñan enteros
y otros que riman con magnificencia,
sueños fantásticos y verdaderos.

Verdaderos primores los sonrojos
que entre luces enmarca el firmamento...
Joyeles de ensueño para mis ojos.

Ojos que entrecierro al canto del viento
y al besar esos crepúsculos rojos...
Cauda de tu paisaje somnoliento.

ISABEL
21/11/14

domingo, 16 de noviembre de 2014

Bella, Siempre Bella.

Bella, siempre bella.
Vi un primor otoñal
de pétalos resecos,
reliquia del rosal
del sol y de los ecos.

Esa flor persistía
firme en tallo y raíz.
Y a su ocaso lucía,
ambarino matiz.

Era rosa del viento,
de otoño llamarada.
Por ellos se fue lento,
y regresó tonada.

Tonada con acento,
de brisa enamorada.

ISABEL
16/11/14

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Grito Desesperado

El Centro Cultural Universitario.
Sentada frente al espejo,
confieso mis sentimientos
y un dolor que ya es añejo.

Dolor de ausencia sin calma,
herida que nunca cierra.
Cicatriz negada al alma...

Amor, ¿por qué tu mutismo?
Sollozo al interrogar
y grito hundida en mi abismo:

¡Llora, pasión vespertina,
que a tu lluvia enardecida,
cese el mal que me acoquina!

¡Llora, pasión vespertina!                

ISABEL
12/11/14

jueves, 6 de noviembre de 2014

¡Uyuyuy, cuánto Miedo!

Uy, qué miedo, de verdad.
La famosa Catrina
Acá anduvo la Catrina
con machete y carabina
azuzando a la ciudad.
Mostraba tanta crueldad,
que hubo gente que de espanto
acabó hecha un mar de llanto.
Y aprovechó la muy tal
pa' echarlos a su costal
y jaló hacia el camposanto.

Los mató en un dos por tres
y los enterró juntitos,
pero antes les dio besitos
de la cabeza a los pies,
para aliviarlos de estrés…
—Eso dijo la dientona—.
Y su risa socarrona
 se oyó en todo el panteón,
 igual el rezo llorón
 de la tropa santurrona.

ISABEL
06/11/14