sábado, 27 de septiembre de 2014

Te Pregunto, Soledad.

Paisaje del  bulevar García de León
Soledad, qué piensas de esto:
Mi corazón asegura
que nos ronda el amor de antaño.
Que ve su sombra junto a mi figura
y oye su voz declamar mi nombre
con su inconfundible lira.

Me comenta
que el escalofrío que a menudo siento,
no se debe al húmedo temporal. No.
Sino a sus osadas manos
que dibujan caricias en mi cuerpo
y agitan mi entumecida pasión.

Comenta que esa sombra,
me abraza cuando duermo
y roban sus labios a besos,
el fruto de mi boca,
el aroma de mi cuerpo,
incluso el color de mis pensamientos.

Por aquí transito a diario..

Querida soledad,
Crees que deba creerle al corazón
si presiento que está medio loco
desde que decidí cerrarme al amor
y lo dejé latir entre vagas utopías.

Pero… ojalá que me equivoque
y sea que en su cordura,
 pretende seducir mis sentidos
con comentarios fantasiosos,
sólo para que vuelva a enamorarme.

Responde, soledad, te escucho.
¿Qué le ocurre a mi corazón?
¿Qué sucede conmigo?

ISABEL.
27/09/14

domingo, 21 de septiembre de 2014

¡Llegó, Llegó...!

El otoño hizo su entrada
como el mismísimo sol
al ocaso y la alborada:
Con sonrisas de arrebol.
Comienzan a tirar sus hojas los árboles.

Arrebol acariciado
por la flor de la templanza,
por el sollozo hilvanado
a sus aires de añoranza.

Añoranza que palpita
y arrasa los corazones;
en esta época gravita...
Dispara sus emociones.

Emociones de hojarasca;
nostalgia del entretiempo.
Ansias de un ayer que enfrasca
sed de revivir el tiempo.

Tiempo de gozar la vida,
de apreciar el dulce canto
del paisaje... y en caída,
las hojas, tras el encanto.

Encanto que al verso inspira.
Otoño... ¡Te quiero tanto!

ISABEL.
21/09/14

jueves, 18 de septiembre de 2014

Sueño de Sal.

Afuera del Edificio de la Tesorería de la U.M.S.N.H.

¿Te platico mi sueño de anoche, vida mía?

Fue fantástico.  ¡Maravilloso!

Soñé que tú y yo nos citamos a la orilla del mar, en una somnolienta playa. Sus azules aguas, su diáfano cielo y verde horizonte, fueron nuestros. Los abarcábamos con miradas codiciosas respirando a placer la mágica esencia del ambiente, su aroma a felicidad.

Caminamos abrazados por la blanquecina arena. Las olas zalameras nos rociaban su salobre espuma y susurraban al amor entre los murmullos de la brisa.

¡Ah!, suspiro al recuerdo de esta imagen de mi notable sueño: La tenue caricia de tu mano sobre mi anochecido y alborotado cabello. Se quedó prendida a él como radiante estrella, y condujo mi boca hacia la tuya para que a la sacudida del beso, brotaran perlas de fuego. Para que muy juntos trazáramos inconfesables caricias sobre aquella alfombra marina. Un poema de sal, de pasión y fantasía.

Amor, anoche me soñé gozando contigo el paraíso.

ISABEL
18/09/14.

jueves, 11 de septiembre de 2014

Hechizo Esmeralda.

Qué intenso se le ve al paisaje.
Vista del Fraccionamiento La Paloma.
Me encanta su nuevo atavío
de oscuros, raso y terciopelo...
Realza el tono de su brío.

Y son voceros de sus galas,
el viento, la lluvia, los mares.
Absorben su tinte esmeralda
y lo llevan en sus cantares.

Su matiz es vivificante.
Bello, para que lo recuerde,
lo inhale, lo palpe, lo piense...
Y me abrace a su hechizo verde.

Porque es savia para mis sueños
como para tallos y flores.
Es llovizna tupida y fresca...
Frondosa sonrisa de amores.

Lindo es que todo reverdezca,
con el verano y sus ardores.

ISABEL.
11/09/14.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Ruego.

Entre el verde asoma el acueducto .



Querido Dios...

Dame el amor que te pido
así, tal cual es mi anhelo,
dulce, como un caramelo,
formal, pero divertido.
Un tierno tipo atrevido
que a sus miradas y besos,
florezcan mis embelesos
y cautiven su deseo;
que no ejerza el devaneo,
fiel amante hasta los huesos.




La calle de García Obeso,


Porque...

Requiere de un solecito
mi ilusion enflaquecida;
voy camino a la salida
con boleto al infinito,
mas si al resto del circuito
y el último balbuceo,
ese sol de cosquilleo
besa con su llamarada,
feliz cerraré jornada.
¡Marcharé sin titubeo!

ISABEL
05/09/14.