martes, 29 de marzo de 2011

Sueña la Primavera

Y la primavera risueña sueña
que atrae a dulce melodía, día,
y en la cadenciosa armonía oía
cantar a una flor de pequeña enseña.

Ésta con su canto se empeña y reseña,
cuanto su ser percibía y veía.
Del esfuerzo que imponía agonía,
subsistir en esa serreña, peña.

Admirada por el relato, nato
que esa humilde florecita musita,
formó sinfónica ipso facto al acto.

Con trinos de torcacita, recita
y del croar de ranas al rapto apto...
¡Al coro, grillos! Los incita en cita.

ISABEL
29/03/11

jueves, 24 de marzo de 2011

Hola, Primavera...

A tu feliz llegada, niña hermosa,
como nunca brilló el azul del cielo
y la brisa cantó, jacarandosa.

Fuente del Jardín Villalongín
Y el Rey Sol desdobló su gran pañuelo,
lo agitó al saludarte alegremente
lanzando mil suspiros de deshielo.

Atrajo tu belleza refulgente
al mago del pincel y los colores,
quien restaura el paisaje, prontamente.

A tu mano despertaron las flores,
las mariposas, las aves canoras
y el fulgor de encanto de los albores.

Por eso te ruego que sin demoras,
hagas que renazcan las ilusiones
semillero de rimas seductoras.

Que al eco de tu voz broten pasiones
con la fuerza del tan ansiado beso,
frenesí que prende a los corazones.

Primavera, feliz por tu regreso,
declaro que amo tu mágico andar...
Tus días y tus noches de embeleso.

ISABEL
24/03/11

viernes, 18 de marzo de 2011

Cautiva

En la Plaza de San Francisco.
Ni te lo imaginas siquiera,
pero escucha mi confesión:
Mi anhelo es quedar prisionera
muy dentro de tu corazón.

Quiero vivir junto a la fuente
de donde mana tu ternura,
y la mía unirla al torrente
que riega toda tu figura.

Cautiva entre rojas cadenas
sangre de un amor compartido,
deseo correr por tus venas
y latir, junto a tu latido.

Ser presa de tu amor quisiera.
Dime… ¿tú lo habrías intuido?

ISABEL.
18/03/2011

miércoles, 16 de marzo de 2011

¿Te Soñaría?

¿Te soñaría anoche, vida mía?
Quizá fue así.

Porque desde que desperté
recorre todo mi cuerpo,
la sensación  placentera
que le dejan tus besos
y tus apasionadas caricias.

Y mi corazón…

Ay, mi corazón hoy late
de tal manera,
que lastima mi pecho.

Pero despreocúpate.
Su palpitar no es angustioso,
es por amarte tanto…
Por la dicha de sentirte
enamorado.

¿Te soñaría anoche, vida mía?
Seguro que fue así.
¡Mi buen ánimo lo certifica!

ISABEL.
16/03/11

sábado, 12 de marzo de 2011

No, Corazón Mío...

Amar a la distancia…
¡Qué asfixiante agonía!

 Pobre corazón que yaces
atesorando una ilusión
impalpable y agridulce, 
Una de las aceras de la Calz. Madero.
la que a veces te alienta
pero las más,
te inquieta y confunde.

Amar a la distancia,
obligándote a latir ansioso
cuando la imaginación
cree sentir caricias….
Cuando el delirio aparece
y besa al viento entre sollozos
coronado de suspiros
escape de mil deseos.

Lindo es amar sí, pero…

¿Amar a la distancia?
¿Desfallecer por los silencios
en llanto por los quizás?

¡Ay, no, corazón mío...!
No quiero ni puedo obligarte
a  sostener el tormento,
de ser amante a la distancia.
¡Y… nada más!

ISABEL.
12/03/11

domingo, 6 de marzo de 2011

Propósito

¿Quién no gime de congoja
por su cielo oscurecido,
por su libro más querido
Por el Boulevar García de León.
que cruel vendaval deshoja?

O a la ausencia del amado
montón de húmedas cenizas
que entre arenas movedizas
absorbió el acantilado.

Doloroso es su recuerdo.
Sin querer, el llanto acude,
y la razón que lo elude
muestra total desacuerdo...

Resuelta a olvidar, escucha
sólo al hoy, al momento…
La harté con tanto lamento;
me insta a abrazar su lucha.

Así que ya he decidido
al ayer dejarlo en paz.
Vivir mi presente audaz
con nuevo amor… ¡Prometido!

ISABEL
06/03/11

miércoles, 2 de marzo de 2011

Ilusión.

En el Jardín La Paloma.
Ilusión, alguien a mí te devuelve.
Regresas... Lindo es volver a tenerte.
Mi dilema a tu ausencia se resuelve
pues su alivio llegó, con sólo verte.

Esto que sentimos y nos envuelve
no ha surgido del halo de la suerte.
Porque es amor que ni el tiempo disuelve,
ni podrá terminarse con la muerte.

Ay, mi viejo apego has reverdecido
como el rosal cuidado con esmero
y por la mano de Dios, bendecido...

Confieso que sin ti, yo desespero.
Mas hoy que en mi alma haces de nuevo nido,
he vuelto a decir... ¡Te quiero, te quiero!

ISABEL 
02/03/11