jueves, 31 de enero de 2013

Sin Pena ni Gloria.

Mi corazón pudo imaginarse
Cúpula de la Catedral y el cielo de enero.
tu amor, tu latir…
Y hasta tu calor en ese ansiado abrazo
que jamás nos dimos.

Estas manos -mis manos-
supieron blandamente delinear
sobre mis labios,
el roce de los tuyos…
Era así como imprimían en ellos,
la sensación de que albergaban
la tibieza de tus besos.

Pero mi delirio de amar a ciegas,
ante el pobre estímulo
que se le ofrecía,
decidió abandonar utopías
y con la agilidad de un suspiro
se evaporó, sin pena ni gloria.
Así se fue... Así.

ISABEL
31/01/13

jueves, 24 de enero de 2013

¡Qué Lindas Son...!

 La Malinche, en el Bosque Cuauhtémoc.
Las mañanitas de enero
tienen aromas que quiero.
A chocolate en canela
como en casa de la abuela.
Y el de pan dulce y crocante,
su sin par acompañante.

Las mañanitas de enero
ciñen de amor verdadero...
Acarician con destellos
de recuerdos siempre bellos.
Y en pasajes de acuarela,
¿qué nostalgia no deshiela?

Qué bien lucen su lucero...
Las mañanitas de enero.

ISABEL
24/01/14

domingo, 20 de enero de 2013

Obstinado Gorrión

Vista del Templo de San Diego y de la Facultad de Derecho y C.S.

Un humilde gorrión vuela en torno a la flor que lo tiene hechizado. Pretende acariciar sus nacarados pétalos, sueña con robarle el corazón en el primer beso y mimarla con sus gorjeos, pero la tierna florecita ni siquiera repara en su presencia. Ella sólo observa el horizonte y suspira; quizás imagina que el astro rey le dedica su seductora sonrisa.

 — ¡Ah, querido sol  -exclama mi amigo alado-, qué afortunado eres! Sabrá Dios cuántas beldades como mi rosa, a diario te mirarán embelesadas.Yo en este instante quisiera ser tú, para recibir la caricia de sus ojos y así cantar de regocijo. “

Y revolotea por el vasto jardín rozando sutilmente con sus alas a las malvas, a las campanillas y a los girasoles, como ensayando acrobacias que lo distingan… y logren llamar la atención de su amada.

— ¡Ay, gorrioncillo apasionado...! Tú y yo, en algo nos parecemos: Somos obstinados. Te he visto cómo al caer la tarde, te vas tan ligero como llegaste, pero vuelves a la mañana siguiente, con la ilusión renovada y resuelto a conquistar lo que tu corazón anhela.  Porque no hay manera de explicarle a ese necio, que quizás es pérdida de tiempo, el dedicado a cumplir su demanda. En cuanto a los ojos, ¿cómo se les sugiere que en vez de afanarse en mirar lo que se les niega, echen ojeada a nuevos horizontes?

Yo me pregunto: ¿Por qué la esperanza no se desvanece… ante lo improbable?

ISABEL
20/01/13

miércoles, 16 de enero de 2013

Los buenos recuerdos, ¿qué son?

Ahora sé
que los buenos recuerdos,
son flores intangibles
Interior y órgano del Templo de San Diego.
de invaluable belleza
y sin igual perfume.

Ahora sé
que guardan entre sus pétalos,
chispas de luz, gotas de nostalgia...
Y el matiz de sus tiempos.

Ahora sé
que sin enfado del presente,
mi memoria abraza al ayer
con ramilletes de pensamientos,
con blancas rosas y nomeolvides.

Ahora sé
que mi alma es un altar
de recordados aromas,
que en pétalos recibe amor…  
Y corresponde a suspiros.

¡Ahora sé!

ISABEL.
16/01/13

jueves, 10 de enero de 2013

¡Qué frío!

Ay, mañanita de enero
con cuánto frío hoy llegaste,
Me gusta esta ventanita
tal vez creíste o pensaste
que así más y más te quiero.
Pues dije el día primero
que el ciclo invernal me encanta,
que este mes un piano aguanta
si lo paso acurrucada,
abrazando mi almohada
y envuelta en mullida manta.

¿Qué debo decir ahora
que tiritando me tienes?
Sólo que no me cercenes
con tu brisa podadora.
Mañana fría que llora
y que sólo el sol consuela,
así mi osamenta duela
voy a amarte, te lo juro.
Mas no traigas viento oscuro,
que él a suspiros congela.

ISABEL
10/01/13

domingo, 6 de enero de 2013

Mar y Musa...

Al vaivén de las olas
susurra el mar un canto.
La brisa lo acompaña
Cúpulas y torres de Catedral.
a placer, con encanto.

Y se ilumina el cielo...
Su azul es transparente.
Y mi musa delira,
pues dice quedamente:

"Mi mar enamorado,
soy fan de tus tonadas
y soberbios paisajes.
De tus aguas saladas...

"Y me pienso tu playa
o sirena de orgullo,
porque en mi piel de arena
hizo nido tu arrullo."

Ha callado mi musa
y yo a solas, medito.
¿Capté bien su dictado?
¡Oh, misterio infinito!

ISABEL
06/01/13