viernes, 18 de agosto de 2017

Un Sonetillo con Rojos

Café Europa "La Cabaña".
A mi amigo Poeta



Aromas de café y rosas
acompañan los sonrojos
que han de beber nuestros ojos
en veladas deliciosas.

Y hoy el nocturno es de diosas.
Musas que cumplen antojos
dictarán frases en rojos
a nuestras almas ansiosas.

Rubíes a la intuición
y a nuestro empeño sediento
de alas en liberación...

En grana se harán al viento
los versos, su seducción…
Poesía y sentimiento.

ISABEL
18/08/17

sábado, 12 de agosto de 2017

Escribo

Lateral de la Calzada de San Diego,


Soy constante en mi rasgueo
al pulso del corazón.
A sus vaivenes diversos
de tristeza o de alegría.

Y mientras escribo veo
brotes de liberación.
Sus ecos vuelan, son versos.
Versos de mi poesía.


ISABEL
12/08/17

jueves, 10 de agosto de 2017

A Perpetuidad

Dónde está el goce de ayer
compartido con suspiros,
La fuente del Jardín Azteca.
nuestro cielo de zafiros,
la pasión por recorrer.

Y las promesas en flor…
¿Habrán de volverse ortigas?
Si eso quieres no lo digas.
Olvídalas, por favor.

Yo pretendo conservarlas
en el jardín de mis sueños
donde un sol libre de empeños
las bese sin marchitarlas.

Vivirán sin dar su fruto
aromando otros anhelos
con sus pétalos y velos,
con su latir diminuto...

Pero sin señas de luto.
Ni ser carga de desvelos.

ISABEL
10/08/17

miércoles, 9 de agosto de 2017

Al Lago de Pátzcuaro

El Lago de Pátzcuaro despierta
entre el poema de sus montañas,
de sus islas, de sus pobladores...
Y con las caricias de su cielo.

Lo hace despacio, poquito a poco
saludando a su entorno de vida,
al alba que tiñe su horizonte,
al rey sol en su tenue sonrisa...

A esa mueca la neblina baila
con el vientecillo que la abraza;
galán que entre pausados vaivenes
aspira su esencia. La evapora.

El lago luce como un espejo
y brilla al susurro de sus aguas
bendiciendo la nueva jornada,
a las redes... Y a sus pescadores.

ISABEL
09/08/17

viernes, 4 de agosto de 2017

Hermoso Cariño

Contemplando el amanecer.
Hoy recuerdo
a mi tierno amor de primavera.
Fue lindo, dulce,
y efímero como el arcoíris.

Quizá tanto lo saboreaba
que lo agoté sin darme cuenta.
O por prender en un arrebato,
su chispa durara poco.

Pero surge ahora
con su donosura intacta
y se dibuja en mi nostalgia,
con el cantar de antaño
el sol de su sonrisa.

ISABEL
04/08/17