sábado, 31 de agosto de 2013

Destello de un Beso.

 Hacia el kiosco del Bosque Cuauhtémoc
Mirándose al espejo
observó en sus ojos un brillo especial
y se preguntó:

— ¿Será reflejo de mi buena estrella?

En su corazón latía la respuesta.

Era el destello de aquel beso apasionado,
promesa de amor de seductores labios
que en sueños se repetía.
No había noche que no lo sintiera ella.

Un sólo beso ardiente…
Uno solo.

ISABEL.
31/08/13

miércoles, 28 de agosto de 2013

Renace en una Tonada.

El húmedo viento de verano
me condujo a la nostalgia.
Lo hizo con una balada de mis núbiles años
que ejecutó con oscilaciones de gozo.

Uno de los pasillos de la Casa de la Cultura.
Claramente oí sus rítmicas notas.
Las tarareé con delicia
abriéndome al vitral del pasado.

Ceñida a su seductor hechizo,
vislumbré mi lozanía de primavera
y con los ojos cerrados
repasé a placer
aquella alegre etapa de mi vida.

Mi corazón palpitaba emocionado,
ofrecía silentes lágrimas a los recuerdos
que de modo repentino, florecían…

A las sonrisas enamoradas,
a los apasionados suspiros,
a los versos, palabras, promesas...
A las resonancias de placer,
gloriosas explosiones
que rozaran la tez del mismo cielo.

Los ciclos de la vida mecen añoranzas.
Las miman con melodías eternas
y fulgurantes como las estrellas.

Hoy, el húmedo viento de verano
me condujo a la nostalgia.

ISABEL.
28/08/13.

viernes, 23 de agosto de 2013

¡Albricias, Amor...!

El Acueducto desde la Calz. de S. Diego.
Porque confortas y alegras
mente, vida y corazón...
Albricias, amor, albricias,
sentirte, qué bendición.

Eres aire, te respiro
y te abrazo en estos versos.
Albricias, amor, albricias,
tu nombre me sabe a besos.

Y por estar en mis sueños
con tu luz de luna llena...
Albricias, amor, albricias,
mis noches son de verbena.

Eres mi ideal de otoño,
mi bandera, mi baluarte.
Albricias, amor, albricias...
Hoy también pude cantarte.

ISABEL.
23/08/13

viernes, 9 de agosto de 2013

¿Y para Amar la Poesía...?

Si pretendes hablar de poesía,
necesitarás saber sus leyendas.
Y de dónde fluyen sus corrientes.

—¿Y para amarla…?
El árbol de las palomas en la Plaza de Armas.

Ah… para amarla precisarás sentirla;
vibrar con su latido.
Entrar al universo de su letra
e imaginarte en su historia.
Aspirar hondo su fragancia,
rozar el efluvio de su musa
-chispa de inspiración-,
como una gema exquisita
 que al corazón cautiva.

Y la juzgarás tuya
cuando percibas en sus versos,
trémulas emociones.
Cuando te incite a sonreír,
al suspiro, a las lágrimas.
Y sientas que circunda tu alma,
la textura de su canto...

Sólo entonces podrás abrazarla
y la amarás... por siempre.

ISABEL.
09/08/13

Amada Rosa Blanca.

De un rosal del Bulevar García de León.
Un soplo del viento de la tarde,
divertido, sacudía tus pétalos.
Tu juncal talle de diosa.

También,
jugueteaba con las nubes,
tiñendo su candor
del color de las sombras.
Del juego, surgió la caricia,
y de la caricia,
el beso que robusteciera
su regocijo y su canto.

Y asomó la lluvia.
Acopló sus notas a las del viento…
Y cantaron y bailaron para ti,
inmaculada diva de las flores.
Amada Rosa Blanca.

ISABEL.
09/08/13

viernes, 2 de agosto de 2013

¿Cuándo...?

Esta noche de desvelo
Los árboles del Bulevar García de León..
te emplazo en mi desvarío.
¿Cuándo voy a despertar
teniéndote al lado mío?

¿Cuándo llevaré en mis ojos
tu silueta dibujada?
¿Cuándo besaré tu boca,
tu cuerpo, tu piel tostada?

Por favor, contesta pronto
que vivo desesperada.
No necesitas palabras,
dímelo con la mirada.

Dímelo así, vida mía.
Quiero recobrar la calma.
Abre tus claros balcones,
para acariciarte el alma.

ISABEL.
02/08/13.